Los planes de la provincia para armar su propio índice de precios al consumidor

En dos meses habrá un Indice de Precios al Consumidor (IPC) 100% santafesino. Así lo estimaron funcionarios del gobierno provincial, que destacaron la importancia de tener un relevamiento propio, más allá de la medición nacional.

Como anunció el gobernador Miguel Lifschitz a mediados de febrero, ante el apagón estadístico nacional y la necesidad de tener un termómetro de la inflación, el Estado provincial confeccionará su propio Indice de Precios al Consumidor (IPC). Además, se constituirá el Observatorio Estadístico Provincial (OEP), un órgano consultivo integrado por instituciones públicas y privadas, encargado de requerir y monitorear distintos indicadores económicos y sociales de la provincia.

A diferencia del cálculo de precios que se realizaba entre 2005 y 2013, esta vez el IPC será completamente santafesino. En ese período el Instituto Provincial de Estadística y Censos (Ipec) recababa los datos de precios, pero el Indec confeccionaba el índice.

En esta oportunidad, todo el proceso se realizará en la provincia desde la recopilación de los datos hasta la producción del número final, destacó el secretario de Finanzas provincial, Pablo Olivares.

Como sucede a nivel nacional, los funcionarios provinciales intentan conjugar los tiempos técnicos con las necesidades de la política. De acuerdo al ex director del Instituto Provincial de Estadística y Censos (Ipec), Alfredo Coniglio, se necesitaría un año para realizar una encuesta de consumo e ingreso de hogares, confeccionar la canasta base y luego elaborar un nuevo índice. Sin embargo, desde el gobierno provincial confiaron en que el índice estará en un plazo sensiblemente menor: el actual titular del organismo estadístico provincial, Jorge Moore, calculó que “en dos meses” estarán en condiciones de difundir el nuevo índice de inflación.

Esto se debe, aseguró el funcionario, a que el Ipec dispone de una “muestra representativa” y una canasta regional que son el resultado de una amplia encuesta de consumo desarrollada entre 2012 y 2013. Moore detalló que relevan entre 24 y 25 mil precios mensuales de 520 variedades de productos, que surgen de entrevistas a más de 800 comercios del gran Rosario, el gran Santa Fe y Rafaela.

Desde el gobierno provincial aseguraron que disponen de los recursos necesarios para relevar y procesar la información. Para Moore existe en el Ipec “gente muy experimentada, que conoce la necesidad de la confiabilidad del dato en campo”.

En tanto, desde la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) también evaluaron que podrán hacer el relevamiento. Sin embargo, David Muratore, Secretario de Comunicación de ATE Rosario y trabajador del Ipec, advirtió que para desarrollar estas tareas no debería “sobrecargarse” de trabajo a la planta actual o “tomar gente precarizada”.

Ambito plural. Además del IPC provincial, la otra novedad que anunció el gobernador es la creación de un Observatorio Estadístico Provincial, al que buscan sumar universidades, entidades empresarias y sindicales.

Olivares lo definió como “un ámbito plural” que apuesta a “contener los principales referentes de la sociedad civil en materia de estadísticas”, y tiene como objetivo “conformar una agenda de indicadores que la sociedad necesite para sus distintas problemáticas cotidianas, y a partir de allí encomendar al Ipec para que instrumente su aplicación”.

Esta agenda incluye variaciones de precios, pero también de salarios, y costos y tarifas de servicios públicos. “La convocatoria a actores de la sociedad civil con capacidad estadística desarrollada es la clave”, resaltó Olivares, y aspiró a que en el próximo mes se constituyan las comisiones especiales y empiece a funcionar.

Herramienta. Para Olivares que exista una medición local de inflación es una “garantía”, ya que “habrá autonomía plena en la determinación del índice, desde la recopilación del dato hasta la producción del número final, sin depender de otro organismo”.

Asimismo, resaltó, el nuevo IPC reflejará la realidad económica de la provincia, y será una información que no estará disponible sólo para el Estado, sino “también para los actores privados que tienen que establecer negocios”.

Por su lado, Moore advirtió que “hay muchos índices de precios”, por lo que el desafío es “instalar índices que sean creíbles, robustos”. También desde el campo académico y sindical celebraron la puesta en marcha del IPC provincial, aunque plantearon algunas reservas.

Coniglio caracterizó al IPC como “una herramienta del gobierno para tomar decisiones” con la que no obstante “hay que tener mucho cuidado en su uso”, ya que _consideró_ “se ha empezado a popularizar, y todo el mundo habla del índice”.

A su vez, Muratore se mostró “de acuerdo” con el relevamiento provincial, ya que empezó la ronda de paritarias y, consideró, “nadie sabe cifras concretas y reales de donde agarrarse”.

“Sería importante tener esa herramienta, y si la Nación no la está haciendo, está bien que la tengamos nosotros”, indicó.
Fuente: lacapital.com.ar

You May Also Like