Macri le propuso a Sanz ser ministro de Defensa

El presidente Mauricio Macri decidió eliminar 13 ministerios y analiza introducir variantes en su Gabinete. Uno de ellos sería designar a Carlos Melconian como super ministro de Economía para tranquilizar los mercados .

Durante una reunión que se realiza este domingo en la Quinta Presidencial de Olivos se terminará de definir los ministerios que quedarán en pie y los que serán dados de baja.

Macri analiza también la posibilidad de nombrar a Alfonso Prat Gay como canciller, quien como Melconian renunció a su cargo en el gobierno por diferencias internas con Peña, que ya no contará con la colaboración de Mario Quintana y Gustavo Lopetegui: ambos vicejefes de Gabinete no sobrevivieron a la profunda reforma política que impuso el presidente a su Poder Ejecutivo.

Si Macri no cambia de opinión en las próximas horas, Nicolás Dujovne (Hacienda), Jorge Faurie (Relaciones Exteriores), Luis Etchevehere (Agroindustria), Sergio Bergman (Ambiente y Desarrollo Sustentable), José Lino Barañao (Ciencia y Tecnología), Pablo Avelluto (Cultura), Oscar Aguad (Defensa), Germán Garavano (Justicia y Derechos Humanos), Andrés Ibarra (Modernización), Adolfo Rubinstein (Salud), Jorge Triaca (Trabajo) y Gustavo Santos (Turismo) dejarán sus cargos como ministros, aunque alguno de ellos continuarán en el gobierno con rango de secretarios de Estado.

Esto provocaría las probables renuncias de Dujovne, Faurie, Etchevehere y Aguad, en tanto que Ibarra, Triaca, Avelluto y Bergman continuarían como secretarios de Modernización, Trabajo, Cultura y Desarrollo Sustentable.

Melconian estaría muy cerca de aceptar el cargo, pero con algunas condiciones: acceso directo al despacho presidencial, las renuncias de Quintana y Lopetegui y la creación de un Super Ministerio para liderar un programa económico que restaure la confianza del mercado y satisfaga las metas propuestas por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Con la aceptación de Melconian como super ministro –un hecho que debería confirmarse hoy en Olivos-, Macri avanzó en su estrategia de vincular su nuevo plan económico con una fuerte ofensiva diplomática que profundice la presencia de las exportaciones de la Argentina alrededor del mundo. Entonces, el presidente decidió reemplazar a Faurie y ofrecer el puesto a Prat Gay, que contestaría en las próximas horas. Macri está conforme con la actuación de Faurie, pero apuntó a Prat Gay por sus vinculaciones con las finanzas internacionales, en un momento en que los mercados golpean a la economía nacional y afectan la estabilidad política del gobierno.

El presidente aún debe resolver como quedarían conformadas las carteras de Seguridad y Defensa. El sanrafaelino Ernesto Sanz recibió la propuesta de Macri para ocupar el ministerio de Defensa, en reemplazo del cordobés Oscar Aguad.

Sanz replicó que le gustaría sumar Seguridad a Defensa, un pedido que transforma a Patricia Bullrich en secretaria de Estado. Esto no sería visto con buenos ojos por el presidente, ya que de esta manera la actual ministra presentaría su renuncia.

El diseño del nuevo gabinete privilegia el peso político de los futuros ministros. Macri necesita gestión política y ministros que privilegiaron el proyecto de Cambiemos frente a cualquier adversidad en la coyuntura. Por eso, el presidente rescata a los ministros Finocchiaro y a Stanley, que aumentaran su poder institucional con la nueva composición del Gabinete Nacional.

Durante la larga jornada que Macri protagonizará en Olivos, se terminará de ajustar la fusión de los ministerios que pasarán al rango de secretarías de Estado. Está previsto que Ibarra será secretario de Modernización en la Jefatura de Gabinete, y que Triaca actuará como secretario de Trabajo a las órdenes del ministro de la Producción Dante Sica. En definitiva, se trata de un bordado burocrático que estará sujeto a las presiones de la interna de Cambiemos y a las necesidades de enfrentar a los mercados y a las exigencias del FMI.

Todo en medio de una crisis económica y financiera que aún no concluyó. El gabinete será anunciado el lunes a la mañana, antes que abran los mercados en Buenos Aires. Y ese mismo día se conocerá el programa de ajuste que ya se negocia con el FMI. Sin dudas, ese lunes quedará registrado en la historia moderna de la Argentina.
Fuente: jornadaonline.com

You May Also Like