Macri y Angelici ahora arman la Liga Sudamericana, para enfrentar a la Conmebol

Daniel “El Tano” Angelici sabe que el plan de Mauricio Macri para controlar la AFA se demoró más de lo esperado pero finalmente se hizo realidad a través del Comité de Regularización que hoy dirige con Armando Pérez, hombre de Fernando Marín y por ende de la Casa Rosada. Y si bien en el camino el presidente de Boca perdió algo de fuerza en la sede de la calle Viamonte, no deja de operar en favor del Presidente.

Ahora la meta es posicionar a la Liga Sudamericana de Clubes para hacerle contrapeso a la Conmebol, casa madre del fútbol en Sudamérica. Angelici preside la Liga recientemente creada y se tomó licencia en Boca para viajar a Europa, donde hoy se reunió con el alemán Karl Heinz Rummenigge, titular de la Asociación de Clubes de Europa (ECA). Ese órgano está formado por 220 instituciones de 53 países y su concepto inicial fue defender a los clubes ante la UEFA, que vendría a ser la Conmebol europea.

“En principio queremos tener información sobre las medidas que tome la Conmebol, garantizar transparencia, que se liciten todos los procesos y que la plata llegue directamente a los clubes”, dijo el Tano.

Y si bien agregó que el nuevo espacio que lidera “quiere imitar a la ECA, que no está enfrentada con la UEFA”, pero advirtió “de acá a fin de año seremos cien clubes y queremos una Conmebol austera, pero no somos enemigos, queremos ayudar”.

Como era previsible, en la sede de la Conmebol no cayeron nada bien los movimientos del responsable de Boca y se sorprendieron porque todos confiaban en la supuesta amistad entre Macri y Alejandro Domínguez, el paraguayo presidente de la Conmebol.

Macri y Domínguez se conocen de los años en que Boca hizo algunos negocios futbolísticos con el club Libertad.

Lo que se discute, obvio, es plata. Angelici quiere que el dinero para los clubes por las copas internacionales sea mayor y se gire directamente, sin pasar por las asociaciones nacionales de cada país, además de tener acceso a los contratos de los sponsors y los derechos que se cobran por la televisación.

Viendo un enemigo en el horizonte, la Conmebol aún no le dio el visto bueno a la Liga que propulsó el Tano, quien fue a Europa a buscar aliados Allí, entre otros, estuvo con Josep María Bartomeu, responsable del Barcelona, y este lunes charló con Rummenigge, a quien le regaló un mate y le dio detalles de la Liga, que componen clubes de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

El Tano también comentó la posibilidad de crear la América Champions League por afuera de la Conmebol y la Concacaf (gobierna el fútbol en América del Norte), lo que le restaría poder a la Copa Libertadores y les pone los pelos de punta a los dirigentes de la Conmebol. “Por ahora nuestra lucha es dentro de la Conmebol. Durante muchos años los dineros fueron desviados y ahora se necesita austeridad para que la plata llegue a los diferentes clubes”, atacó Angelici.

La semana que viene la Conmebol realizará un congreso en Perú. Allí se hablará del Estatuto y de las finanzas. Pero el entorno del Tano sigue de cerca un rumor que se echó a rodar hace unos días en la AFA. Ante la salida de Luis Segura del puesto que Argentina tiene en la FIFA, Domínguez le habría ofrecido a Rodolfo D’Onofrio, presidente de River, esa butaca con el claro objetivo de ponerle freno a Angelici.
Fuente: lapoliticaonline.com

You May Also Like