Manu Ginóbili no aguantó la emoción y se largó a llora

La selección argentina de básquetbol disputó su último partido de preparación antes de los Juegos Olímpicos Río 2016, con victoria frente a Francia por 86-79. Pero también fue, casi con seguridad, el último partido de Manu Ginóbili con la camiseta albiceleste en el país. Por eso, le habló a los miles de hinchas que coparon el estadio Orfeo y recibió una interminable ovación. La emoción fue tan intensa que el bahiense, de 39 años, no pudo contener las lágrimas.

“Fue realmente un público increíble. Sentimos una locura tremenda por ver a esta selección. La verdad es que estamos muy orgullosos de haber generado lo que generamos y no tenemos más que agradecerles a todos. Estamos muy felices de poder seguir después de tanto tiempo representando al país”, sostuvo Manu, en diálogo con DirecTV Sport, pero en un discurso que escucharon todos los hinchas.

Luego, en una charla con otros periodistas, profundizó: “Si me decían que ganábamos un partido me hubiese ido satisfecho, terminamos ganado los tres acá y a Lituania, y jugando en muy buen nivel”. Y agregó: “Jugamos sólidos, con los viejos en buen nivel, pero los jóvenes rompiéndose el lomo, sumado al regreso de Cabeza (Delfino) que no tengo más palabras porque lo ves y emociona”.

“Nos vamos ilusionados, nuestras acciones subieron mucho después de estos partidos, pero debemos estar con la mente muy tranquila y manteniendo la humildad, la misma que teníamos hace una semana y seguir peleándola”, se entusiasmo el jugador de San Antonio Spurs, aunque con una justa dosis de la racionalidad que lo caracteriza. “La gente nos alimenta, pero tenemos que estar tranquilos y cuando empiecen los Juegos Olímpicos aislarnos de todo y no pensando que le ganamos a cuatro monstruos porque no significa nada. Hay que ir a Río de Janeiro con mucha humildad
Fuente: bairesparatodos.com.ar

You May Also Like