Muchas deudas: Es poco visible la “inspiración” de Alfonsín en Cambiemos

Cuando Mauricio Macri inauguró la muestra en la Casa Rosada sobre el fallecido presidente radical, Raúl Alfonsín, dijo que su figura es una “fuente de inspiración” para su gobierno y una “garantía de la democracia”.

“A ustedes que están acá y conocieron a Alfonsín como padre, como hermano, abuelo, amigo, sin ustedes y sin su aporte este archivo presidencial no sería lo que es. Gracias decorazón por confiar en este camino que emprendió la Argentina hacia una verdadera calidad institucional”, dijo Macri desde un escenario.

Estuvieron junto a el funcionario, el hijo del exmandatario, Ricardo Alfonsín, y el secretario general de Presidencia, Fernando De Andreis, en tiempos en que la relación entre la Casa Rosada y muchos radicales que integran la coalición Cambiemos, no atraviesa por su mejor momento.

Sin embargo, los 35 años que se cumplen del inesperado triunfo que terminó con siete años de gobierno militar e infligió la primera derrota de su historia al peronismo, se unieron radicales cercanos y lejanos al gobierno de Cambiemos para celebrar la victoria de Alfonsín en 1983 en lo que sería el renacimiento de la democracia.

“Una de las cosas que más destaco del doctor Alfonsín es que siempre fue la misma persona, antes, durante y después de ocupar la Presidencia. Nunca se lo vio alienado por el poder. Y él lo dejó en claro con una palabra difícil de decir: autorreferencialidad. Él lo cumplió porque es fácil decirlo, pero otra cosa es cuando uno tiene que lidiar con el poder, sostenerse en el eje”, agregó Macri, en la inauguración de la muestra “Alfonsín por Alfonsín”. Esa tarea es precisamente la que le controla desde un inicio Duran Barba.

“El Hubris es una enfermedad casi inevitable, lo hablamos muchas veces con Mauricio cuando era Jefe de Gobierno, él hizo un tratamiento si quieres para evitarlo, permanentemente, de tranquilizarse. (…) Hizo lo mismo ahora como Presidente”, declaró Jaime a la revista Noticias. “He conocido a decenas de presidentes con síndrome de Hubris. Mauricio no lo tiene, pero a veces de a ratos le empieza y ahí también aparece Marcos que lo calma enseguida”, confesó.

“Hablar del padre de la democracia es también hablar de su legado, de los valores que inspiró y que debemos fortalecer cada día para construir esa Argentina que soñamos y nos mercemos, donde la justicia, la honestidad y el respeto sean los pilares donde podamos apoyarnos con firmeza y sin miedo. Un país en paz y con libertad de expresión y pensamiento, para elegir qué queremos ser y sin condicionamientos”, continuó Macri.

Pero, ¿realmente podría decirse que el Gobierno de Cambiemos continúa ese legado? Pues, claro está que nuestra democracia está lejos de la perfección.

La corrupción si bien pareció tocar máximos en la anterior gestión kirchnerista, los macristas no estuvieron ni están libre de sospechas. Pese al famoso ‘Pobreza 0’, es un mal que persiste, sino aumenta, que aún no obliga a encontrar nuevos caminos y compromisos para superarla, dejando de lado los intereses políticos.

“Con la democracia se come, con la democracia se educa, con la democracia se cura”, decía Alfonsín en sus discursos de campaña. 3 deudas que aún no han sido saldadas.

Cuando los argentinos fueron a votar el 30 de octubre se marcó otro hito histórico: hubo una participación electoral del 85,61%, un nivel que desde entonces nunca volvió a ser alcanzado en una elección presidencial en el país.

De todas formas, aún falta entender que la democracia no concluye en el voto, que hay que trabajar sin oportunismos de corto plazo, día a día construyendo para todos.
Fuente: urgente24.com

You May Also Like

Deja un comentario