Muere Shimon Peres: Apóstol de la Paz

Si algo distinguió al político israelí fue precisamente su compromiso por la paz en medio de una región convulsionada por la guerra: El Medio Oriente.

Es por ello que cuando se le distinguió con el Premio Nobel de la Paz en 1994, junto con Yasser Arafat e Isaac Rabin, tirios y troyanos coincidieron en la justeza de aquella designación.

Desde muy temprano, Peres entendió que el futuro de Israel y el de sus vecinos árabes dependía de encontrar caminos de entendimiento. Y dedicó su vida a ello, en una carrera llena de grandes éxitos, pero también de algunos fracasos.

Nació el 2 de agosto de 1923 en Wlczyn, Polonia (hoy Vishneva, Bielorrusia) en el seno de una familia judía laica. A los 11 años emigró con sus padres a Palestina, la cual aún estaba bajo mandato británico.

Con la creación del Estado de Israel en 1948, formó parte del grupo de confianza del Primer Ministro, David Ben-Gurión.

A los 29 años se convirtió en director general del Ministerio de Defensa; desde 1953 hasta 1959.

Fue miembro de la Knesset (parlamento israelí) durante 48 años consecutivos. Se desempeñó como presidente del Partido Laborista desde 1977 hasta 1992.

En junio de 2007, la Knesset le otorgó el último puesto institucional que le faltaba, la Presidencia del Estado, tras haberlo sido virtualmente todo en los 60 años de historia del moderno Israel.

Con 83 años, este infatigable veterano coronó así una carrera irrepetible en la que ha sido dos veces primer ministro, tres veces ministro de Exteriores y titular de otras carteras en numerosas ocasiones, amén de diputado durante casi cinco décadas y líder del Partido Laborista en tres períodos, aunque arrastrando, paradójicamente, un historial de fracasos en elecciones de relieve.

Mejor considerado en el extranjero que en su país, Peres ganó gran una reputación dado que fue el principal gestor de los Acuerdos de Paz de Oslo con los palestinos antes de aproximarse a las tesis militaristas de Ariel Sharon.
Fuente: crhoy.com

You May Also Like