“No hay nadie preso”

La Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera) junto a la CTA de los Trabajadores y organismos de derechos humanos lanzaron una campaña para exigir justicia por Carlos Fuentealba, el docente asesinado en 2007 en un violento operativo policial, que incluye trabajos de sensibilización en escuelas y plazas, además de la elevación a tribunales internacionales.Ctera

“Esta no es la primera campaña, sino una nueva y no vamos a parar hasta que haya justicia completa por Carlos, vamos a ir donde tengamos que ir, con el apoyo de los organismos, de los maestros, de las escuelas, de los trabajadores”, afirmó Sonia Alesso, Secretaria General de Ctera (y Amsafé provincial) durante una conferencia de prensa realizada en la sede central del gremio nacional.

“Esta campaña va a tener una sensibilización en todo el país, vamos a llevar material a las escuelas, vamos a juntar firmas en las plazas exigiendo la cárcel efectiva a (Darío) Poblete, el asesino de nuestro compañero que fue visto en Neuquén en varias ocasiones ‘profugado’”, aseguró la gremialista.

“Queremos además que se investigue porque no hay nadie preso”, planteó Alesso y agregó:”Creemos que es algo muy grave que no se haga justicia completa en este caso, no se avanzó en la determinación de los autores intelectuales; se desprocesó a los policías que estaban procesados y a los que dieron la orden de reprimir a los compañeros docentes que reclamaban”.

Sandra Rodríguez, mujer de Carlos Fuentealba, aseguró por su parte que “es fundamental que se investigue la cadena de mando de la policía que estuvo aquel 4 de abril de 2007 en Arroyito”.

“Sabemos que hubo un plan para matar, que hubo una orden”, afirmó la mujer y precisó que “la causa ‘Fuentealba 2′ es lo que consideramos la responsabilidad de esos policías que hicieron lo necesario para que Poblete se apostara en posición de disparo antes de que pase el auto de Carlos”.

“Por eso –continuó– sostenemos que hubo un plan que fue encubierto antes y después del momento del disparo. La comunidad general tiene que recordar que hubo acciones premeditadas, que fueron ejecutadas a través de los más altos jefes y funcionarios que estuvieron en el gobierno de Jorge Sobisch”.

“Tampoco podemos permitir que Poblete después de 7 años de ser condenado, sea visto caminando por la alcaldía de Zapala”, señaló Rodriguez y consideró que “ésta es una causa que atravesó a toda la sociedad”.

Asimismo, calificó como “vergonzosa” la actuación “del Ministerio Público Fiscal de Neuquén, que no investigó absolutamente nada, que dice que estos 15 policías fueron absueltos estrictamente por los plazos razonables”.

“No vamos a dejar que se cierre ese círculo de impunidad que se intenta aplicar en la provincia de Neuquén”, por ello el “12 de diciembre va a haber una audiencia de impugnación por esta absolución”.

“Mis hijas y yo tenemos todo el derecho constitucional, de saber toda la verdad de lo que ocurrió ese día”, concluyó.

Por su parte, Hugo Yasky, titular de la CTA de los Trabajadores, afirmó que el gremio que representa “toma esta campaña” y que los trabajadores de todo el país harán “difusión y participación de la misma”.

“También vamos a tomar parte de esta campaña como la Internacional de la Educación, y vamos a presentar ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos la presentación que está haciendo CTA y la Confederación General de las Américas va a tomar el tema”, aseguró.

“La justicia a medias no es justicia, la impunidad es el resultado de un juicio que se limitó a condenar a un individuo, al autor material mientras que los autores intelectuales y toda la cadena de mando policial quedó eximida de tener que rendir cuenta ante la justicia de los actos que significaban asesinar a un compañero”.

Durante la rueda de prensa también participó el titular de Suteba, Roberto Baradel, el secretario General de UTE, Eduardo López, y representantes de H.I.J.O.S. y otros organismos de Derechos Humanos.

Carlos Fuentealba fue asesinado por la espalda durante un operativo policial que buscaba impedir un corte de ruta en la provincia del Neuquén.

José Darío Poblete, el cabo de la Policía de Neuquén que disparó contra el docente, fue condenado en 2008 a reclusión perpetua, aunque, como indicaron en la conferencia de prensa, el suboficial fue visto en varias oportunidades en las calles de la capital provincial.

Por otro lado, la justicia sobreseyó este año a 15 policías y ex funcionarios que estaban imputados en el expediente conocido como Fuentealba II, que investigaba su participación en la represión en Arroyito del 4 de abril de 2007.

En esta causa, la Corte neuquina rechazó los recursos que la querella presentó contra el entonces gobernador Jorge Sobisch para que sea procesado por haber ordenado la represión y el dirigente del Movimiento Popular Neuquino (MPN) eludió también hace siete años los pedidos de juicio político que pesaban contra él en la Legislatura.

Fuente: redaccionrosario.com

You May Also Like