Otra sorpresa mundial: Suiza le empató al poderoso Brasil 1 a 1

No está siendo un Mundial para que los favoritos marquen territorio de buenas a primeras. Tras la derrota de Alemania, el empate de Argentina, el empate de España y el triunfo ajustado de Francia se sumó el brasileño, hasta ayer, la máxima candidata al título que no pudo pasar del empate ante Suiza (1-1).
Huérfanos del liderazgo de Neymar, superado en todo momento por los defensores suizos, Brasil se creyó que con diez minutos de inspiración de Coutinho y Willian en la primera parte, coronados con un golazo del jugador del Barcelona, les bastaría. Pero los suizos, que llevan tiempo demostrando que no se arredran ante nadie, demostraron ser un grupo muy duro de roer.

Suiza fue valiente desde el principio. Presionaron arriba y trabajaron a destajo con Behrami y Shaka para cortocircuitar a un equipo que no encontraba la manera de conectar con Neymar.
Pero donde faltaba Neymar, aparecieron por ambas bandas Willian y Coutinho para sacar del apuro a Brasil, que poco a poco arrinconó a los suizos. Paulinho dio el primer aviso y no marcó por poco.

Fue Coutinho, con su disparo favorito, que anotó el primer gol con una rosca imposible para el portero desde fuera del área. Un golazo sensacional que marcó el botón de pausa para los de la verde-amarelha.

Con el 1-0, esos minutos divertidos que nos prometían volver a ver un Brasil de otra época se fueron al limbo. Nada de desgastes innecesarios. Brasil se limitó a controlar el juego. Se llegó al descanso con la sensación de que los de Tite jugaban con el freno de mano puesto.

Y el castigo les llegó a los cuatro minutos de la segunda parte, cuando a la salida de un saque de esquina Zuber remató después de ganarle la posición a Miranda.

Le tocaba a Brasil regresar a los minutos buenos de la primera parte. Para lograrlo, Tite retiró sus dos medios centros, Casemiro y Paulinho por Fernandinho y Renato Augusto, pero Suiza se aferró al empate. Se defendieron los suizos ante el asedio final de Brasil, fundamentado en pelotas a la olla y lograron una nueva sorpresa que cuestiona a todas las casas de apuestas. Esto va a ser divertido.
Fuente: jornadaonline.com

You May Also Like