Panamá Papers: testigo clave despegó al Presidente de la sociedad en Bahamas

Un testigo clave en la causa por los Panamá Papers despegó a Mauricio Macri de las gestiones con la firma offshore Fleg Trading Ltd. Santiago Lussich Torrendell, el contador uruguayo que fue el intermediario de la familia del Presidente ante Mossack Fonseca, le dijo al fiscal Federico Delgado que no conoce personalmente al jefe de Estado, ni tampoco mantuvo nunca contacto telefónico con él.

Su interlocutor -sostuvo- siempre fue Franco Macri, quien le solicitó que hiciera los trámites con la agencia panameña para la creación de la sociedad en Bahamas. “Esta sociedad no es de Mauricio Macri, porque a mí me la pidió Franco Macri”, dijo Lussich Torrendell. El contador uruguayo insistió: “El único dueño es Franco Macri”.

Aunque desligó al Presidente de la operatoria offshore, Lussich Torrendell agregó en su declaración que Franco Macri le encomendó la compra de otra offshore llamada FoxChase Trading SA, también registrada en Panamá, y detalló que se trata de una firma que tiene una participación de un 1% en Macri Investment Group, constituida en 2014 en el Reino Unido.

FoxChase Trading ya estaba en la mira de Delgado, que la había incorporado al entramado societario de los Macri fuera de la Argentina. Esa firma panameña fue registrada el 10 de diciembre de 2012 por la agencia Kuzniecky Co.

Según la información reunida por el fiscal, FoxChase Trading y la firma uruguaya Gresoni SA tomaron el control de la firma británica Macri Investment Group, una sociedad que cuenta con cuatro miembros de la familia Macri en su directorio. Mauricio Macri no aparece en FoxChase Trading ni en la firma británica.

El Presidente, sin embargo, sí informó una participación accionaria en la firma homónima argentina Macri Investment Group en su declaración jurada de 2014 que presentó ante la Oficina Anticorrupción cuando era candidato a presidente.

La vida societaria de Fleg

Según los documentos de los Panamá Papers a los que accedió La Nación en el marco de la investigación impulsada por ICIJ, el directorio inicial de Fleg Trading Ltd. tenía a Franco Macri como presidente de la firma, a Mauricio Macri como vicepresidente y a su hermano Mariano como secretario. La sociedad se constituyó el 31 de marzo de 1998 en Bahamas con acciones al portador y un capital inicial de 5000 dólares.

Lussich Torrendell confirmó esos datos y agregó que, a los pocos meses de constituida la sociedad, se le solicitó a Mossack Fonseca un cambio para que salieran del directorio los tres ejecutivos iniciales y se nombrara en su lugar a tres empleados de Socma. Así los Macri fueron reemplazados por Leonardo Maffioli (presidente), Miguel Sosa (vicepresidente) y Concepción Lioi (secretaria).

El contador uruguayo agregó que a partir de entonces sólo se procedió a pagar el canon anual de la sociedad hasta 2007, cuando dejó de tener actividad. De acuerdo a los registros que constan en los Panamá Papers, Fleg Trading Ltd. permaneció activa hasta el el 31 de diciembre de 2008, año en el que Mauricio Macri ejercía como jefe de Gobierno porteño.

Tras las revelaciones de los Panamá Papers, Mauricio Macri aseguró que nunca fue accionista de Fleg Trading sino sólo su director y vicepresidente y que, de todos modos, se trató de una firma creada en Bahamas para hacer inversiones en Brasil que nunca prosperaron.

La causa avanza en Comodoro Py con la citación de testigos y el objetivo de reconstruir la “vida societal” de Fleg Trading Ltd. El juez Sebastián Casanello y el fiscal Delgado buscan determinar, por un lado, si el Presidente omitió informar la sociedad de Bahamas en su primera declaración jurada pública de modo malicioso. Por el otro, si el jefe de Estado cometió algún otro delito vinculado con la vida de la firma.

Hasta ahora, la Justicia pudo establecer que Fleg Trading Ltd desembarcó en Brasil al comprarle a Socma Americana por U$S 9 millones una otra firma llamada Owners do Brasil Ltda. A su vez, según pudo reconstruir la fiscalía de Delgado, Owners do Brasil se convirtió en socia de otra empresa, Global Collection Service Do Brasil, la compañía que habría controlado el desembarco de “Pago Fácil” en Brasil.
Fuente: diarioprimeralinea.com.ar

You May Also Like