Por la ruptura de Qatar con los países árabes, peligra el Mundial 2022

La designación de Qatar cómo sede del Mundial de Fútbol 2022 ya trajo aparejada varias polémicas desde su elección. Sin embargo, a tan solo cinco años de su disputa, la FIFA aseguró que “está en contacto de forma regular con el comité organizador local de Catar 2022 y el Comité Supremo de Entrega y Legado sobre asuntos relacionados con la Copa del Mundo”, después de la decisión de un grupo de países de romper relaciones diplomáticas con el primero.

Arabia Saudita, Bahrein, los Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Yemen anunciaron este lunes (05/06) la ruptura de relaciones con el emirato de Qatar en medio de un profundo enfrentamiento entre Doha y sus vecinos del Golfo por el combate al terrorismo y sus relaciones con Irán. Los cuatro países cerraron sus fronteras y exigieron a los qataríes que abandonen sus territorios en un plazo de dos semanas, tras acusar a Qatar de apoyar el terrorismo en Yemen y Siria.

La crisis diplomática y la situación en el Golfo añade un motivo más de preocupación en un Mundial que se ha visto envuelto en la polémica desde su misma adjudicación. La cita se disputará en los meses de noviembre y diciembre, algo inédito en el torneo, debido a las temperaturas extremadamente altas del verano local.

El próximo mes de diciembre se cumplirán siete años que Qatar ganó la organización del Mundial 2022, cuando el Comité Ejecutivo de la FIFA eligió su proyecto por delante de los de Australia, Estados Unidos y Corea del Sur. Para su elección hicieron falta cuatro rondas de votos. En la primera, Australia cayó eliminada con un voto. Japón y Estados Unidos recibieron 3, Corea del Sur 4 y Catar 11. En la segunda, Japón se despidió con 2 votos. Corea y Estados Unidos 5 y Catar 10. Corea, con 5, fue eliminada en la tercera ronda. Estados Unidos logró 6 votos y Qatar 11. Y en la cuarta y última Qatar venció y logró la mayoría absoluta con 14 votos, por 8 de Estados Unidos, que ya había organizado el mundial de 1994.

La victoria de Catar, que se produjo en la misma reunión en la que el Comité Ejecutivo eligió a Rusia como organizador de 2018, estuvo rodeada de controversia desde el primer momento, hasta el punto de que la FIFA presentó una denuncia ante la fiscalía suiza por posibles irregularidades en aquella votación, aunque lo hizo cuatro años después de la misma.

Esta denuncia está en le origen de los casos de corrupción que se empezaron a hacer públicos en 2015, ante la investigación iniciada en Estados Unidos, y que desembocará en el juicio a muchos exdirectivos y colaboradores de FIFA, acusados de hacer y aceptar sobornos, entre otros delitos.

Pero al margen de su elección, Qatar 2022 también ha sido cuestionado por otros motivos, como las condiciones laborales de los trabajadores inmigrantes empleados en la construcción de los estadios, denunciadas por Amnistía Internacional.

Tras esto el gobierno qatarí anunció más de un año cambios en la legislación para lograr el bienestar de los trabajadores y la FIFA recientemente se mostró satisfecha por las conversaciones mantenidas entre las compañías y el sindicato internacional de trabajadores de la construcción y la madera (BWI) sobre las condiciones en las que trabajan los empleados en la edificación de los recintos deportivos.
Fuente: urgente24.com

You May Also Like