Preocupa la inseguridad: piden sofisticar a la GUM y paradas de colectivo

Ahora el edil de Cambiemos, Gabriel Chumpitaz, titular de la comisión de Seguridad en el Concejo municipal, propuso rediseñar las funciones de la Guardia Urbana Municipal (GUM) y transformarla en un cuerpo especializado en delitos complejos de seguridad informática.

“No estamos hablando de despedir personal ni de disminuir la fuerza, sino de darle nuevas tareas, acordes a las problemáticas de la ciudad, con el objetivo de destinar mejor los recursos públicos para disminuir los altos índices de inseguridad y violencia que este año han recrudecido y afectan a todos los rosarinos”, explicó el legislador local.

Fue unas horas después de visitar el Palacio de los Leones para una cumbre entre la mayoría de los concejales de la ciudad y la intendenta, Mónica Fein, para abordar el actual escenario de “emergencia” integral: social, en seguridad, y hasta política, si se quiere.

También fue unas cuantas horas después de recorrer barrio Grandoli junto a la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, quien visitó nuevamente la ciudad para encontrarse (y mostrarse) con su par local Maximiliano Pullaro, y reunirse con jueces y fiscales.

Para argumentar su iniciativa, el presidente de la Comisión de Seguridad del Concejo remarcó que “las funciones actuales establecidas para la GUM son laxas y poco concretas, y que a lo largo de estos 14 años ha generado un enorme gasto en comparación con las soluciones que les ha brindado a los rosarinos”.

Para el crédito del Pro local, ante la constante de la demanda de seguridad ciudadana, y frente a delitos cada vez más complejos, “la municipalidad de Rosario debe generar cuadros especializados en áreas sensibles para la ciudad”.

En las consideraciones del proyecto detalla algunas de esas complejizaciones: ciberdelitos, como el grooming -acoso sexual a menores de edad- o el skimming -estafas en cajeros automáticos-, así como en las nuevas técnicas de análisis criminal como el reconocimiento facial, la lectura de las patentes de vehículos con secuestro y los sistemas analógicos para identificación de sospechosos a través de movimientos corporales.

Abarcaría tres etapas progresivas, que constan de una capacitación de seis meses desde la aprobación; un entrenamiento mediante simulacros de diferentes situaciones reales y una fase informativa para comunicar a los rosarinos el funcionamiento de estas nuevas unidades de gestión, que se desempeñarán dentro de la Secretaría de Control y Convivencia.

Paradas más seguras en la periferia

Por su parte y también con el foco puesto en mejorar las condiciones de seguridad, sobre todo en barrios, el concejal Pablo Javkin (CC Ari – Progresista) presentó un proyecto en el Concejo para que en forma complementaria a las paradas del transporte se instalen en las esquinas “cabeceras seguras”.
Se trata de “miniterminales” que nucleen a varias líneas y donde se instalaría un botón de pánico conectado al 911, sirena, cámara de videovigilancia e iluminación antivandálica.

La propuesta surgió a partir de una encuesta a los usuarios del transporte hecha por el Ente de la Movilidad. El relevamiento mostró que casi el 80 por ciento de los usuarios del sistema de transporte se sienten más seguros dentro de los colectivos que cuentan con GPS y conexión al 911.

En principio, la localización en la que se piensa instalarlas es en zonas de la periferia rosarina. En el proyecto se menciona barrio Fontanarrosa (Cullen y Ugarte); barrio Rucci (Manzi y Castro); barrio Saladillo (Marco Polo y Ayacucho); en el Parque del Mercado (Cepeda y Gutiérrez) y en 7 de Septiembre,(Juan B. Justo y Acevedo).
Fuente: crfin.com.ar

You May Also Like

Deja un comentario