Rodrigo Rato, de gurú del ajuste neoliberal en Latinoamérica, a imputado en España

La historia política de Rato comenzó de la mano del líder del derechista Partido Popular (PP) y ex presidente del gobierno español, José María Aznar (1996-2004), al que apoyó como candidato a La Moncloa y quien luego lo premió primero con el cargo de Ministro de Economía y luego el de vicepresidente.Rodrigo Rato

Desde su puesto adquirió peso político al punto de que fue señalado como el suceso de Aznar para competir por la presidencia del gobierno, aunque finalmente Mariano Rajoy fue el elegido. En un libro de memorias publicado en 2012, Aznar reveló que Rato había sido su primera opción pero que él rechazó la oferta.

A pesar de ello, Rato concurrió a las elecciones en las listas de Madrid y fue elegido diputado, pero poco después renunció a su banca para convertirse en director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Desde ese puesto, uno de los más influyentes en la esfera mundial, fue un fiel defensor del “Consenso de Washington”, y recorrió América Latina y países de África y Asia impulsando la implementación de ajustes estructurales a cambio de los créditos y ayudas internacionales para los gobiernos.

El 28 de junio de 2007 dimitió del FMI alegando razones personales. En diciembre de ese mismo año se anunció su incorporación a la división internacional del Banco de Lazard, un banco de inversiones franco-estadounidense con negocios en Europa y Latinoamérica y en 2008 se unió al Santander como Consejero Asesor Internacional.

Pero en enero de 2010 regresó a un puesto de importancia política y económica en España.

Si bien no era un cargo electo ni de gobierno, se convirtió en el presidente de Caja Madrid, la entidad financiera de mayor peso en esa región, gobernada por el PP, y por lo tanto, cuya cúpula directiva controlaban los conservadores.

A fines de su primer año de gestión en ese puesto se creó Bankia, de la fusión de Caja Madrid y otras entidades más pequeñas.

Rato, quien cobraba una remuneración anual de 2,34 millones de euros, dejó Bankia en 2012, en plena tormenta financiera y cuando la entidad se encontraba al borde de la quiebra.

El gobierno de Rajoy tuvo que rescatar la entidad con millones de euros de fondos públicos para salvarla del colapso y evitar que su quiebra repercutiera en el entonces debilitado sistema financiero español.

Fruto de varias denuncias de partidos políticos y la sociedad civil, agrupada en la plataforma 15MpaRato, se impulsaron en España varias investigaciones contra el ex político y banquero.

Actualmente Rato está siendo investigado por varios delitos en relación con el proceso de salida a Bolsa de Bankia y por la situación financiera en que dejó la entidad.

De esa investigación surgió otra que reveló el uso de “tarjetas en negro” por parte de la cúpula de Caja Madrid y Bankia, bajo la presidencia de Rato y su predecesor Miguel Blesa, que permitieron que se cargaran gastos personales a la “visa” de la empresa y que no fueron declarados al fisco.

“Rodrigo Rato, que hace tres años era intocable, es hoy investigado y su casa ha sido registrada porque tiene “un perfil delictivo”, señaló hoy la plataforma 15MparaRato.Fuente: diarioc.com.ar

You May Also Like