Rosario, epicentro de una nueva marcha por los derechos de las mujeres

El movimiento de mujeres de Rosario junto a organizaciones sociales, estudiantiles, gremiales y políticas participará de las actividades que se realizará durante toda la jornada para reclamar nuevamente por el cese de la violencia machista y por políticas de Estado para prevenir, sancionar y erradicar la violencia hacia las mujeres. La consigan de este encuentro es “Vivas nos queremos”.

A un año de la masiva e histórica movilización que puso en el centro del debate a la violencia machista y a los asesinatos de mujeres como hechos de violencia de género, se realiza en la ciudad y el país una nueva marcha.

Desde el espacio que lidera Silvia Ausburger aseguran que “sobran motivos para marchar: no a modo de conmemoración, si no porque todavía desde el Estado no se garantiza el lema que hace un año propusimos y es que no haya más mujeres muertas”. Además aclaró que “a un año el balance no es positivo, seguimos aguardando e insistiendo por la plena implementación de la Ley de Protección Integral hacia Las Mujeres y que se declare la emergencia nacional en este tema”.

Las últimas cifras, dadas a conocer por el Observatorio Adriana Marisel Zambrano de La Casa del Encuentro, ONG que trabaja en la temática, dan cuenta de que fueron asesinadas 286 mujeres en el 2015. Es decir que en nuestro país una mujer muere cada 30 horas víctima de violencia de género y la provincia de Santa Fe se ubica segunda en cantidad de femicidios.

Además, según los últimos datos, entre el 3 de junio del 2015 y el 30 de abril del 2016, se contabilizaron 241 femicidios. “En los últimos días hemos asistido a un recrudecimiento de la violencia machista – detalló la legisladora – 3 niñas en distintas provincias fueron abusadas y asesinadas.

Ausburger detalló que los principales puntos que constituyen los reclamos: “Desde Ni Una Menos recogemos una cantidad de cuestiones que todas tienen la misma raíz, que es la estructura machista sobre la que se cimientan nuestras sociedades. Es por eso que luchar por una vida sin violencia y por erradicar la discriminación hacia las mujeres, conlleva pedir por la legalización del aborto, por el respeto a los derechos sexuales y reproductivos a través de garantizar el Programa Nacional de Salud Sexual, por el acceso a la justicia y porque jueces y fiscales incorporen perspectiva de género y fallen en consecuencia, se ponga en marcha el Consejo Federal contra la Trata y la Explotación Sexual, se garanticen los derechos del colectivo Trans, para que las mujeres que se animan a denunciar reciban la asistencia que por derecho les corresponde, que las mujeres podamos acceder a participar en los espacios de decisión y no se nos discrimine en ámbitos laborales ofreciendo peores condiciones salariales y profesionales, porque las licencias por maternidad y paternidad sean compartidas, un sinnúmero de reivindicaciones que se inscriben en el campo de los derechos humanos y que desde hace años las organizaciones venimos reclamando y desde el 3J de 2015, la sociedad comenzó a hacerse eco”.

Por otra parte, el Partido Progreso Social y el Bloque Frente Justicialista para la Victoria adhiere a la marcha NI UNA MENOS, bajo la consigna #NiUnaMenos y “manifestamos nuestra preocupación por el crecimiento de los casos de femicidios y violencia de género”.

A un año de la multitudinaria convocatoria, las cifras de femicidios siguen siendo alarmantes. En Santa Fe, en 2015 fueron asesinadas 31 mujeres y 10 durante los primeros meses de 2016 a manos de sus parejas. “Estos datos dan cuenta de la gravedad del problema, si pensamos que incluso hay mujeres que no llegan a denunciar por diferentes razones, entre ellas la falta de recursos económicos, de información, de acceso a la justicia y de recursos estatales, sumado a los sentimientos de miedo, culpa y vergüenza que atraviesan a las mujeres que sufren violencia”.

Ni Una Menos es un grito colectivo contra la violencia machista. Surgió de la necesidad de decir “basta de femicidios”, porque en Argentina cada 30 horas asesinan a una mujer sólo por ser mujer.

Porque el pedido es urgente y el cambio es posible, Ni Una Menos se instaló en la agenda pública y política.

La jornada incluye una intervención en los Tribunales Provinciales (Balcarce y Pellegrini) a partir de las 11. Y luego las organizaciones convocan a concentrar desde las 16.30 en Plaza Montenegro (San Luis y San Martín), para luego marchar hacia el Monumento a La Bandera, donde tendrá lugar el acto central a las 18.

Desde las organizaciones aseguran que ante el elevado número de asesinatos de mujeres, resulta un imperativo que “volvamos a la calle a gritar NI UNA MENOS!!!”
Fuente: conclusion.com

You May Also Like