Rudy Giuliani fuerte candidato a secretario de Estado

El exalcalde de Nueva York tiene experiencia como fiscal acusador, pero no la experiencia en política exterior típica de quienes han fungido en la secretaría de Estado.

El exalcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, ha emergido como el favorito para ser designado secretario de Estado en el gobierno de Donald Trump, según fuentes conocedoras de la situación.

Giuliani tiene experiencia como fiscal federal, pero no la experiencia en política exterior típica de quienes han fungido en ese puesto, más allá de haber trabajado como asesor de gobiernos como el de México y El Salvador en los temas de seguridad pública a través de su empresa Giuliani Partners LLC.

John Kerry presidió el Comité de Relaciones Exteriores del Senado antes de hacerse cargo del Departamento de Estado. Condoleezza Rice fue asesora de seguridad nacional del presidente George W. Bush, al igual que Colin Powel, quien también tuvo puestos militares de alto nivel. Madeleine Albright fue primero embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas.

Sin embargo una fuente citada por la agencia The Associated Press aseguró que no Giuliani no tiene competencia real para ocupar el puesto y que será suyo si él así lo desea. La fuente solicitó el anonimato al no tener autorización para ser citado.

Giuliani se convirtió en un fuerte apoyo de Trump durante la campaña y los dos se han conocido desde hace tiempo. Giuliani fue quien acompañó a Trump en su breve visita a México, la única visita al exterior que hizo el magnate siendo candidato.

El ex presidente de la Cámara de Representantes, Newt Gingrich, otro cercano asesor de Trump, dijo el lunes a Fox News que Giuliani preferiría ser secretario de Justicia o dirigir el Departamento de Seguridad Nacional, pero agregó que sería “fabuloso” si es nombrado Secretario de Estado.

Mientras hablaba en un evento del consejo directivo del Wall Street Journal en Washington, el propio Giuliani dijo que no sería secretario de Justicia en el próximo gobierno. Durante el evento se mencionó el cargo de secretario de Estado, pero Giuliani se mostró modesto sobre sus posibilidades. Dijo que John Bolton, el exembajador ante las Naciones Unidas, sería una muy buena elección. Cuando se le preguntó si habría alguien mejor que Bolton, respondió: “Tal vez yo, no lo sé”.

Trump busca diversidad

Con su gobierno en gestación, Trump sopesa impulsar nueva diversidad en el Partido Republicano al recomendar que una mujer presida esa fuerza política y que un hombre abiertamente homosexual represente a Estados Unidos ante la ONU.

Ambas propuestas, entre las decenas consideradas por el equipo de transición de Trump, siguen a la intensa reacción adversa que suscitó la decisión del magnate de nombrar a Steve Bannon, un personaje muy apreciado por el movimiento nacionalista blanco, para que sea su principal estratega y asesor.

“Después de ganar la presidencia pero perder el voto popular, el presidente electo Trump debe buscar la unidad de los estadounidenses, no continuar atizando las llamas de la división y la intolerancia”, declaró la líder demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

Describió el nombramiento de Bannon como “una señal alarmante” de que Trump “continúa comprometido con la visión de odio y división que caracterizó a su campaña”.

En momentos en que faltan 66 días para que asuma la presidencia, Trump se enfocó en conformar su equipo y hablar con líderes extranjeros. Permanece acuartelado en la Torre Trump de Nueva York.

Sin experiencia en el ámbito internacional, el presidente electo republicano tuvo una conversación telefónica con el mandatario ruso Vladimir Putin. Su equipo de transición indicó en un comunicado que “está muy interesado en tener una sólida y larga relación con Rusia y el pueblo ruso”. En los últimos días, Trump ha hablado con los líderes de China, México, Corea del Sur y Canadá.

Al mismo tiempo, el magnate sopesa proponer a Richard Grenell como el embajador de Estados Unidos ante la ONU. Si es escogido al cargo y el Senado lo ratifica, Grenell se convertirá en la primera persona abiertamente homosexual que ocupe un puesto diplomático a nivel de gabinete.

Grenell, conocido en parte por ser un agresivo crítico de sus rivales en Twitter, ya fue portavoz estadounidense ante la ONU durante el gobierno del presidente George W. Bush.

El nombramiento de Grenell, quien se ha expresado públicamente a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo, podría comenzar a sosegar las preocupaciones entre la comunidad homosexual ante las posturas del vicepresidente electo Mike Pence sobre los matrimonios entre personas del mismo sexo cuando fue gobernador de Indiana.

Al mismo tiempo, Trump sopesa seleccionar a la presidenta del Partido Republicano en Michigan, Ronna Romney McDaniel, sobrina de Mitt Romney, uno de los detractores del magnate y candidato presidencial en 2012. McDaniel podría convertirse en la segunda mujer en la historia y primera en cuatro décadas en encabezar al Comité Nacional Republicano.

El nombrar a McDaniel para que encabece el brazo político del Partido Republicano podría ser un esfuerzo dirigido a que el organismo político supere la indignación suscitada por los comentarios de menosprecio a las mujeres que hizo Trump durante la campaña.
Fuente: voanoticias.com

You May Also Like