Silencio de los masones argentinos por la muerte del hermano Pérez

En una operación policial fuertemente armada, las fuerzas de seguridad de Venezuela mataron a varios miembros del grupo liderado por el expolicía rebelde Óscar Pérez, y otros 5 fueron detenidos en una casa en la zona de El Junquito, en el oeste de Caracas. Pérez fue el autor del ataque desde un helicóptero al Ministerio del Interior en 2017. Antes de morir, grabó un video donde dijo que querían asesinarlo, que intentaba entregarse y no lo dejaban. Luego, recibió un disparo en la cabeza que terminó con su vida. Ahora se supo que Pérez esa masón, no tenía un alto grado, apenas sería un aprendiz dentro de la estructura venezolana, pero ese solo dato fue suficiente para que el régimen de Nicolás Maduro iniciara una persecución contra los masones locales, ya su sitio web oficial fue dado de baja. En ese contexto, las organizaciones masónicas de varios países y la Confederación Masónica Interamericana expresaron su pesar por la muerte de Pérez, excepto los masones argentinos que mantienen un llamativo silencio al respecto mientras sus hermanos venezolanos son perseguidos por la inteligencia de ése país.

El viernes 19/1 el Consejo Ejecutivo de la Confederación Masónica Interamericana emitió un comunicado donde repudió el asesinato del exfuncionario del Cicpc Óscar Pérez, a menos de cuerpos de seguridad del Estado venezolano.

Además, afirmó tener conocimiento de la expulsión de Pérez de la Gran Logia de la República de Venezuela por “traición a la Patria y delitos comunes”, según sus estatutos jurídicos.

En ese comunicado, la Confederación destaca que “lo que para algunos es categorizado como traición a la Patria para los mas es visto como una lucha por la libertad y como la única forma posible para recuperar los derechos perdidos por causa de la ignorancia, la indiferencia, el abuso de poder y otros males que carcomen los cimientos y la propia estructura de aquellos países latinoamericanos que aun enarbolan la bandera de un populismo perverso y fallido”.

Sobre la situación en Venezuela, el portal VenezuelaAlDía.com destaca que “en busca de posibles aliados que apoyaron al piloto dentro de la institución, la Dgcim (Dirección General de Contrainteligencia Militar venezolana) mantiene vigiladas y hace constantes visitas a grupos masones de Caracas, Miranda, Cumaná, Barcelona, Puerto Ordaz y La Guaira”.

“Desde hace dos semanas se mantiene esta actitud con los masones, a quienes Contrainteligencia les ha pedido registros de miembros, así como detalles de sus cuadros logiales, dirección de sus sedes, tipo de formación impartida en las instituciones y la vinculación anteriormente con Pérez”, agrega.

“Desde que se conoció la relación de Óscar Pérez con la masonería hemos sido objeto de escrutinio e investigación, irrespetando principios democráticos elementales”, denuncia uno de los integrantes investigados por Contrainteligencia.

Un integrante de la logia entrevistado por el portal venezolano “Pitazo” manifestó que “muchos queremos limpiar el nombre de nuestro querido hermano Óscar Pérez. Es decir, un masón que fue asesinado en una ejecución extrajudicial, pues manifestó su rendición y disposición de entregarse. Más allá del asesinato físico, está el asesinato moral del Gobierno nacional al calificarlo como terrorista. Un masón no es terrorista. Si bien cometió un delito al robar el helicóptero y las armas del comando de la GN, no cometió ningún asesinato o dejó heridos en las acciones que ejecutó, porque era un masón que respetaba la vida”.

Por su parte, la francmasonería uruguaya también condenó la ejecución de los masones venezolanos Oscar Pérez y José Díaz a la vez manifestaron su “preocupación por las intervenciones y allanamientos que los servicios de inteligencia del gobierno están desarrollando hacia las logias masónicas, de algunas de las cuales se han llevado incluso documentación de exclusivo uso interno. Esto configura una peligrosa extralimitación de la libertad de asociación de la que goza legalmente la institución masónica en Venezuela”.

Es llamativo, en tanto, el silencio de la masonería argentina. El tema habría sido debatido en el seno de la organización y hasta se habría decidido dejar en manos de un diplomático la confección del comunicado oficial, pero no se habría llegado a un acuerdo entre los integrantes de la logia, donde un sector empujaba la idea de expresarse y otro prefería el silencio para posibilitar la salida de los venezolanos de su país, algo que Maduro igual está impidiendo.

A casi una semana del asesinato de Pérez y a cuatro días del comunicado de la Confederación, la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones no hizo ningún pronunciamiento sobre lo ocurrido ni con Pérez ni con la persecución a sus hermanos masones.

¿Qué es la masonería Venezolana?

La gran logia de Venezuela lo define en su portal como “una organización fraternal, dedicada a promover la fraternidad universal que abarca a todo el género humano” y destaca que la masonería “no constituye una religión ni ejecuta ritos religiosos”.

Este grupo sostiene “la existencia de un Ser Supremo a quien denomina Gran Arquitecto del Universo, para evitar así cualquier sectarismo, por una parte, y señalando el carácter rector y edificativo de la Divinidad, por la otra”, de acuerdo al portal.
Fuente: urgente24.com

You May Also Like