Siria: Las cifras de la vergüenza

La mitad de la población ha tenido que abandonar sus casas en busca de refugio. España no puede mirar hacia otro lado. ¡Actúa!

Las cifras del horror en Siria son terribles. Más de 200.000 personas han perdido la vida desde el comienzo del conflicto. SiriaAlrededor de 10 millones, aproximadamente la mitad de la población del país, han tenido que abandonar sus casas en busca de refugio y más de 3,8 millones han huido a los países vecinos. Países como Líbano, Turquía, Jordania, Irak o Egipto, han acogido a casi el 97% de las personas refugiadas.

Hasta ahora, la respuesta de la comunidad internacional es vergonzosa. En el resto del mundo sólo se ha ofrecido cobijo para el 1,7 por ciento de los casi cuatro millones de refugiados desde que estalló la crisis. Los Estados del Golfo no se han ofrecido a acoger a ni un solo refugiado hasta el momento. Tampoco Rusia ni China se han comprometido a ni un solo reasentamiento. La Unión Europea, por su parte, tan solo se ha comprometido a reasentar a un mísero 0,17 por ciento de los refugiados. Salvo Alemania, que ha prometido 30.000 plazas por medio de su programa de admisión humanitaria, Europa está dando la espalda a los refugiados de Siria.
¿Y España? Si bien el Gobierno español ha mantenido una política exterior en la que ha venido apoyando financiera y técnicamente a los países vecinos de Siria, mediante la financiación parcial del Plan de Respuesta Regional de NNUU para la crisis de Siria, la realidad es que la respuesta a las personas que huyen de la guerra y el horror, es vergonzosa. El Gobierno anunció en 2013 un programa de reasentamiento para traer a España a solamente 30 personas. A ese número se le sumaron otras 100 en 2014. La dura realidad es que, hasta la fecha, ninguna de esas personas ha sido acogida por España. Recientemente, el Gobierno ha aprobado un Programa para 130 personas más en 2015, cifras que siguen siendo insuficientes.
Además, quienes consiguen llegar a Ceuta y Melilla encuentran aún más dificultades: limitación de su libertad de movimiento, hacinamiento de los centros de estancia temporal de inmigrantes (CETIs), falta de atención médica o psicológica son solo ejemplos de los problemas que deben afrontar cientos de familias sirias que intentan llegar a España y tienen derecho a obtener protección. Si un país como Líbano, con una población de 4,5 millones está acogiendo a alrededor de 1,2 millones de refugiados sirios, España puede y debe actuar mejor.
Todas estas cifras nos avergüenzan. España no puede dar la espalda a una de las crisis humanitarias más graves de la historia. España puede y debe poner en en marcha de manera inmediata un Programa de Reasentamiento digno.

Enviaremos esta petición en tu nombre al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.

Fuente: es.amnesty.org/

You May Also Like