Sobrecarga Informativa

Todas las especies, recogen y asimilan la información esencial para su supervivencia. Sólo si descartamos la información que no necesitamos, lograremos centrar nuestra atención en aquello que nos es vital. En cambio, si nuestro cerebro recibe una lluvia constante de estímulos, corremos el riesgo de ahogarnos en un mar de información que no podremos gestionar.

El IFS -Information Fatigue Syndrome- quien lo sufre, puede experimentar confusión mental, angustia y miedo a colapsarse. Sentimos miedo si nos desconectamos del móvil o correo electrónico, por no hablar de las redes
sociales Faceboock, o Twitter que generan toneladas de información que no necesitamos. Esto se soluciona, poniendo en su sitio las verdaderas prioridades.

Tal vez nos demos cuenta, que no necesitamos estar al día de
todo, o saber lo que hacen otras personas en cada
momento para llevar una vida con sentido.
Fuente. globatium.com

You May Also Like