Tras el febrero más cálido de la historia, le sigue todo el 2016

Mientras una parte de la ciencia advierte sobre el desastre ambiental que estamos viviendo y protagonizando, del otro lado hacen todo lo posible para demostrar el poco interés y avanzar con proyectos productivos que atentan contra la naturaleza.

Las emisiones de gases de efecto invernadero continúan profundizando el calentamiento global, pero lo que es peor aún no sólo convirtieron al pasado mes de febrero (2016) en el más caluroso de su historia, sino que además la NASA advierte que todo este año seguirá la tendencia.

De acuerdo con el informe presentado por ‘The independent’, a medida que aumenta la temperatura global por encima de sus promedios estacionales, especialmente en el hemisferio norte, el hielo marino en el Ártico continúa reduciéndose, estableciendo también un nuevo récord mensual para un mes de febrero.

El director del Instituto Goddard de Estudios Espaciales en Nueva York, Gavin Schmidt, por su parte, ha escrito en su cuenta de Twitter que aunque él no suele hacer comentarios sobre los meses individuales porque hay “demasiado tiempo y no hay suficiente clima”, pero el mes pasado fue “especial”. El científico resumió su reacción a los datos simplemente con un: “Wow”.

Esto desmiente completamente a quienes intentan atribuir toda la responsabilidad al gran evento climático de ‘El Niño’, que ya está culminando. El énfasis, entonces, está puesto en advertir que el sistema climático global está siendo fuertemente afectado por las emisiones humanas de gases de efecto invernadero, sobre todo por las crecientes concentraciones de dióxido de carbono de los combustibles fósiles.

Así, la temperatura superficial global de la tierra y mar en febrero fue 1.35 grados celsius más altas e que la temperatura media en ese mes, en el período de referencia de 1951-1980. El récord mundial roto ahora se había establecido en enero, que superó 1.15 grados celsious la media en el período de referencia.

“Estamos en una especie de emergencia climática”, asegura Stefan Rahmstorf, del Instituto Potsdam de Investigación del Impacto Climático de Alemania. “Esto es realmente impresionante. No hay precedentes”.
Fuente: urgente24.com

You May Also Like