Tras la suba, Carrió sostuvo que no le preocupa el dólar

La diputada nacional Elisa “Lilita” Carrió dijo que “el dólar ya va a bajar y a volver a la normalidad“, y que no la preocupa la moneda estadounidense sino “la inflación”.

Carrió también criticó severamente a la ex presidente Cristina Kirchner por la “demagogia” de su gobierno y la situación que generó en el país.

Carrió agregó: “Tenemos que acostumbrarnos a estas fluctuaciones porque no tendrían por qué estar alterando lo interno, pero esto está pasando en todo el mundo producto de la política de (Donald) Trump, que ha subido las tasa de interés y hay una guerra comercial mundial”.

La legisladora nacional afirmó que en la Argentina “somos tan dependientes de las fluctuaciones (de la moneda estadounidense) porque hay una guerra de intereses y una guerra de bonos de países mucho más grandes”, por lo cual quienes más sienten estos conflictos “son los países más chicos, porque los fondos en vez de estar en países más chicos se van a países más grandes”.

La legisladora hizo declaraciones en la Casa de Gobierno, adonde concurrió, dijo, a entrevistarse con el secretario de Fortalecimiento Institucional, Fernando Sánchez, ex diputado nacional de la Coalición Cívica, pero afirmó que no se reunió con el presidente Mauricio Macri ni con el jefe de Gabinete Marcos Peña.

Consultada acerca de por qué concurrió a la Casa de Gobierno en una jornada agitada por el tema del precio del dólar, Carrió indicó que “es un día con gestos y ese gesto es que estoy en la Casa Rosada. Quiero llevar tranquilidad a toda la Argentina”.

Tras relativizar la suba de la divisa estadounidense, la legisladora defendió la política tarifaria. “No me preocupa el dólar, me preocupa la inflación”, afirmó, y criticó severamente a la ex presidente Cristina Kirchner por la “demagogia” de su gobierno y la situación que generó en el país.

“Yo me opuse primero a la suba de las tarifas, pero no quiero la demagogia de volver como quieren ellos, a que sean gratis para que se funda la Argentina” dijo, y sostuvo que “el miedo de los inversores de todo el mundo es a que vuelva el kirchnerismo, porque si vuelven, nos dicen, nosotros no ponemos un peso”.

Al salir al cruce de las opiniones de Cristina Kirchner, quien criticó la política económica del actual gobierno, dijo que al asumir “estábamos en cero de reservas “, y que “pagaba a Edenor y a Edesur 10.000 millones de pesos por año, porque la plata iba a las empresas y no a la gente, en cambio, ahora va a la gente”

“Yo siempre discrepé con este gobierno en que había que decirle a la gente todo lo que se robaron, con nombre y apellido, porque de un saqueo no se sale de un día para otro a la prosperidad, y ahora estamos pagando la fiesta kirchnerista”, disparó.
Fuente: treslineas.com.ar

You May Also Like