Trasplantaron en el hospital Garrahan al primer paciente con corazón artificial del país

Un adolescente de 16 años que estaba conectado a un corazón artificial fue trasplantado exitosamente y se convirtió en el primer paciente del país en ser sometido a la operación tras permanecer varios meses conectado a ese dispositivo, informaron hoy las autoridades del Hospital Garrahan.

El joven, de nombre Marcos y oriundo del partido bonaerense de Moreno, fue el primer caso de corazón artificial intracardíaco en Latinoamérica, destacaron las autoridades del nosocomio, que pusieron énfasis en el hecho de que el paciente “esperó la operación en su casa”.

La operación se llevó a cabo el 6 de mayo y duró 13 horas, consignó el Hospital Garrahan en un comunicado, y adelantó que el joven volverá a su domicilio “en los próximos días”.

Diez meses atrás, Marcos había entrado al quirófano para que los médicos le colocaran el corazón artificial al que vivió conectado hasta el día del trasplante, luego de haber sido diagnosticado con “miocardiopatía dilatada”, lo que de todos modos no evitó que llevara una “vida normal”.

En la operación, los médicos le quitaron el corazón artificial al que vivía conectado y le colocaron un órgano natural donado en Córdoba.

El presidente del Consejo de Administración del Garrahan, Marcelo Scopinaro, afirmó que “el caso de Marcos sintetiza nuestro espíritu de brindar salud pública, gratuita y de alta calidad en complejidad infantil”.

“Estamos frente a un hecho de gran trascendencia científica, el trasplante al primer paciente con corazón artificial intratorácico de la Argentina y la región, y de enorme importancia social”, celebró, por su parte, el ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur.

Según explicaron las autoridades del Garrahan, el corazón artificial al que Marcos vivió conectado “funciona a baterías y se porta en una riñonera a la cintura”.

“El sistema de asistencia ventricular de flujo continuo hace circular la sangre reemplazando la parte enferma del corazón, y funciona a pilas”, detalló el Garrahan.

El dispositivo, financiado por el Cucaiba, fue el primero en colocarse en un paciente en América latina, con una técnica que se utiliza en los principales centros de salud del mundo.

“La importancia del caso se debe a lo novedoso de la tecnología, que le permitió a Marcos desarrollar una vida casi normal hasta llegar al trasplante”, señaló el cuerpo médico responsable de la intervención.

“Gracias a este dispositivo, la presión de los pulmones, que estaba muy elevada debido a la enfermedad cardíaca, bajó a niveles normales luego de los primeros cuatro meses de asistencia“, indicaron los profesionales.

Fuente: Nota e imagen, lacapital.com.ar

You May Also Like