Tres heridas al caer una columna en Córdoba y Corrientes

Una farola y columna de alumbrado público ubicadas sobre la peatonal Córdoba casi esquina Corrientes se desplomó al piso ayer, hacia las 13, causándoles lesiones a tres jóvenes que caminaban por la zona. Según los testigos consultados por La Capital, una de las chicas (que presentó una herida cortante en las cervicales y contusiones) “salvó su vida de milagro” cuando la pesada estructura de hierro colapsó hacia el lado de la bicisenda, en tanto las otras dos personas no registraron heridas de gravedad y fueron dadas de alta. El accidente se produjo en plena volanteada universitaria (ayer hubo paro de docentes de la UNR) y en un tránsito intenso de peatones.

No fue un día más en la city rosarina. Pasado el mediodía, la tradicional esquina fue el espacio para una escena dantesca: en escasos segundos la coqueta estructura ubicada sobre la ochava suroeste, frente a la Bolsa de Comercio cayó al piso.

Las luces estallaron por el aire, la farola se partió en pedazos y la columna aplastó dos bicicletas. Tres jóvenes resultaron lesionadas. Verónica, de 31 años, que caminaba por el paseo céntrico se llevó la peor parte.

“La paciente presentaba una herida cortante en la región cervical, más un traumatismo de cráneo”, indicó Valeria Orbiducci, médica a cargo del móvil 10 del Sistema Integrado de Emergencia Sanitaria (Sies), que acudió al lugar. Verónica fue traslada a un centro privado de salud, mientras que Cecilia y una adolescente de 16 años recibieron el alta médica a las pocas horas.

Al momento del desplome del poste, la esquina de la peatonal con Corrientes estaba muy concurrida. En el lugar jóvenes investigadores del Conicet, estudiantes del ciclo terciario e integrantes de la comunidad universitaria estaban realizando una volanteada.

Agustina, becaria de Antropología del Conicet, fue testigo preferencial del hecho. “Estábamos haciendo la feria de ciencias contra el ajuste y vimos cómo la columna empezó a caer. A una transeúnte se le vino la tulipa a la cabeza, se cortó toda, luego se agachó. A mi compañera Cecilia también le tocó, y cayó al piso”, describió la joven que segundos antes le había dado un volante a la víctima que caminaba con una mochila en mano.

La movida universitaria había incluido la colocación de un pasacalle atado entre el poste derrumbado y otro ubicado enfrente. “Había una brisa, y no pudo incidir. Esto es producto de la falta de mantenimiento, está todo oxidado, no se ven tornillos, incluso las otras se pueden caer en cualquier momento. Y no se lesionó más gente de milagro porque acá pasaban alumnos de escuelas, mamás con cochecitos”, apuntó Agustina.

El derrumbe no fue un hecho inédito. Desde la Asociación Amigos de Peatonal Córdoba, su titular, Nelson Graells, confirmó que ya se habían hecho reclamos. “Particularmente en relación a la columna ubicada frente al local donde funcionaba Arredo, que presentaba fallas eléctricas”, recordó.

Tras el accidente de ayer, la Asociación tomó nuevamente contacto con las autoridades municipales. “Nos prometieron que se iban a revisar todas las farolas y, en caso de que haya alguna defectuosa, le colocarán un corralito”, anunció Graells para agregar: “Gracias a Dios no pasó a mayores y Rosario no trascendió con otro accidente como el ocurrido con la rueda en el parque Independencia o Salta 2141. Tiene que ser una alerta, pero no podemos estar pensando en desgracias con suerte”.

Pasacalle

El subsecretario de Espacio Público, Juan José Di Pollina, indicó que existen imágenes previas al accidente “donde había un pasacalle colgado y unos alambres, por lo que estamos analizando si pudieron haber ocasionado algo en la columna”. En cuanto a la base de la farola dijo: “Se ve cortada pero no al ras del piso”. La encargada del mantenimiento es Mantelectric.
Fuente: lacapital.com.ar

You May Also Like

Deja un comentario