Un responsable del Vaticano admite “malestares” por la reformas del papa Francisco

El presidente del Pontificio Consejo de las Comunicaciones Sociales, monseñor Claudio María Celli, ha reconocido que en el seno de la Iglesia se vive un momento “delicado” y ha admitido la existencia de “ciertos malestares” y “tensiones” por la reforma de la Curia que el papa Francisco está “afrontando”Vaticano

Monseñor Celli, que se encuentra de visita en Bilbao, ha intervenido este martes en el Fórum Europa Tribuna Euskadi, donde ha señalado que el papa está afrontando cambios en el Vaticano para conseguir una Curia “más atenta y más disponible para la visión que el papa tiene del servicio de su ministerio a la Iglesia universal”.

“Estamos en el camino, y confieso que hay ciertos malestares y el papa es muy consciente de ello, y sabe de algunos blogs” que están en su contra, así como que hay “cierto malestar” y “tensiones” en este momento. “Es indudable que el malestar está, en este momento hay tensiones, hay periodistas que incluso hasta daban hace poco porcentajes de cuántos en la Curia están de acuerdo con el papa, de cuántos eran silentes y de cuántos son contrarios”, ha asegurado. A su juicio, en este momento “está pasando algo fuerte” y, según dice el papa, “hay algo que se está moviendo dentro de la Iglesia”.

“La Iglesia no es un museo, ni tampoco un cuarto encerrado. En un cuarto encerrado nunca pasa nada, pero cuando yo empiezo a moverse, a caminar puedo tener accidentes, y el papa nos decía que prefiere una Iglesia accidentada que una Iglesia en la que no pasada nada”, ha añadido. Tras insistir en que el actual es “un momento delicado”, ha señalado que “la propia dimensión comunicativa de la Santa Sede está bajo análisis en este momento, y estamos reflexionando para tener unas sinergias comunicativas mucho más valiosos y fuertes”.

Intermediación en conflictos internacionales

Preguntado por su opinión sobre el papel de intermediación de la Iglesia y de la Comunidad de San Egidio, organización italiana que ha mediado en conflictos internacionales, para lograr el cese de la violencia de ETA, ha dicho que “no entra en esas cosas”. No obstante, ha destacado que San Egidio “ha jugado desde hace tiempo un papel de mediación, especialmente en algunos casos, por ejemplo africanos y no solo africanos”.

“A veces, yo tengo algo que decir, y cuando era subsecretario de Relaciones Exteriores, a veces me quejaba sobre ciertas actitudes, pero reconozco el papel que han jugado. Yo tengo mucha estimación a San Egidio y a su fundador, Andrea Riccardi, y, a veces, sí tengo alguna quejas, y no me encuentro a gusto sobre ciertas cosas, pero cada uno en este campo tiene su derecho de opinar distintamente”, ha añadido. Pastoral dentro del mundo digital Por otro lado, ha hecho un inciso para referirse a la protección de los menores en internet, y ha citado datos que señalan que el 73% de los niños “navegan en internet solos, sin la presencia de los padres” y que el 50% de los casos de pedofilia empieza en internet, “y estos chicos navegan solos, sin la presencia de los padres”.

En ese sentido, ha reconocido que, “a veces, la pastoral familiar es carente en este aspecto, porque con los padres nosotros no hablamos de la responsabilidad que tienen de acompañar a sus hijos en este ingreso temprano en el uso de internet”.

Sobre lo que significa la “cultura digital” para la Iglesia en la actualidad, ha señalado la necesidad de que la Iglesia sea capaz de “dialogar con los hombres y mujeres que viven en este contexto cultural”.

En este objetivo, ha enmarcado la apertura del canal Vaticano de YouTube y del twitter del papa, que tiene 22.000 seguidores, pero con un efecto de llegada hasta entre 60.000 y 200.000 personas. Aunque el papa Francisco no escribe personalmente los tuits porque “sería imposible”, sino que se los prepara la secretaría de Estado, Celli ha explicado que el pontífice los lee y “los aprueba o no”. Una vez que el texto está aprobado, la Secretaría de Estado los envía, y, a veces, indica que quiere escribir sobre un determinado acontecimiento, y la Secretaría de Estado le escribe el texto del tuit.
Además, la web news.vat, con la actualidad del Vaticano que permite “estar al día de lo que hace el papa”, recibe unas 100.000 visitas al día. En esta página de internet, el Vaticano ha invertido 650.000 euros en cinco años Celli ha asegurado que el papa es “un fenómeno comunicativo no solamente por lo que dice”, sino porque tiene “la gran capacidad de ser comunicación con lo que hace”. El papa Francisco, ha asegurado, quiere que una Iglesia que sea “madre, una Iglesia que sabe acoger, una Iglesia que sabe caminar con los hombres y las mujeres de hoy, que sabe estar cercana”.
Sobre el control de los posibles “efectos negativos” y mensajes “adversos” que pueden generar los mensajes del papa, Celli ha reconocido que nunca vio “mensajes tan negativos y vulgares contra el papa” como en el tiempo de Benedicto XVI. “Hemos pensado mucho, reflexionado y hemos decidido permanecer abiertos con el canal de twityer y, a lo largo del tiempo, esta decisión ha sido positiva. Hubo sectores en el mundo que no les gustaba que el papa estuviera en twitter y pensaban que atacándole se iba a cerrar el canal de twitter”, ha explicado, para indicar que, en el caso news.vat, se dejan los comentarios respetuosos por que “son momentos de diálogo”, pero se elimina la “ofensa gratuita y vulgar, porque eso no es diálogo”. También se ha referido al apoyo de una monja de clausura al proceso independentista en Cataluña para afirmar que, “clausura o no clausura, mi vida religiosa no debería verse involucrada en actividades de tipo político de una cierta manera”. En su opinión, “la vocación de clausura” debe estar centrada en “rezar y amar a Dios profundamente”.
Posibilidad de visita del papa a España

En cuanto a la posibilidad de que el papa Francisco visite España, Celli ha señalado que lo lógico sería pensar que iría su tierra, pero, “hasta el momento, ha preferido no ir”, aunque “promete que el año próximo irá a Argentina”. Tras indicar que “hay muchos países que han invitado al santo padre”, ha asegurado que el papa “llegará a España, cuando no sé”. En relación a la última encíclica del pontífice, ha subrayado que “no solo es una enciclíca verde, sino una reflexión sobre la casa común en la que vivimos todos” y ha emplazado a preguntarse, sobre todo a quienes son padres, “que mundo dejo a mis hijos”.

Respecto a la intención del papa Francisco de instaurar una fecha fija para la celebración de la Semana Santa, monseñor Celli lo ve “muy difícil, no por parte nuestra, sino más bien por las iglesias ortodoxas”. Según ha dicho, “las grandes iglesias ortodoxas, como el patriarcado de Moscú no son favorables”, aunque “ojalá que esto fuese posible, porque sería una hermosura poder celebrar todos juntos la resurrección del señor”, pero “la realidad ortodoxa esta dividida, incluso con tensiones profundas, y, en este momento, no será fácil”.
Llamadas de atención a algunas actitudes de la Cope

Por último, sobre el “fichaje millonario” en la radio propiedad de la Iglesia, ha reconocido que tuvo que intervenir “algunas veces” y dirigirse “a quien tenía los mandos del poder” para “llamar la atención sobre algunas actitudes de Cope que no me parecían en línea con la misión de una radio católica”, a la vez que ha dicho que “cuando uno se mueve en un contexto profesional muy alto, el riesgo también es comprensible, y los sueldos son altos”. Ante representantes del mundo político, económico, de la judicatura y de la Iglesia del País Vasco, Celli ha sido presentado por el obispo de Bilbao, Mario Iceta. El ahora presidente del Pontificio Consejo de las Comunicaciones Sociales trabajó en 1990 en la Secretaría de Estado para las Relaciones con los Estados. En 1993, firmó en Jerusalén el “acuerdo fundamental” que el reconocimiento oficial de Israel por la Santa Sede.
Fuente:20minutos.es

You May Also Like