Una masiva fiesta musical por la paz en el Monumento

Una multitud colmó ayer el Monumento a la Bandera y sus alrededores para elevar un potente pedido de paz para el mundo. Las canciones de destacados artistas argentinos fueron el vehículo más adecuado para brindarle caudal, poesía y emoción a esta conmovedora solicitud que contó con la presencia de cinco premios Nobel de la Paz sobre el escenario y que representó el cierre oficial del ciclo «Voy por la paz», que incluyó tres jornadas de intensas actividades, promovidas por la Fundación para la Democracia Internacional.

Fue una tarde impactante junto al Paraná, con un sol pleno y el Monumento como testigo directo de una súplica colectiva. Una auténtica fiesta. Y la ciudadanía rosarina respondió con una aceptación masiva, desde temprano, y con muchas banderas argentinas.

En ese marco, Adolfo Pérez Esquivel (Argentina), Lech Walesa (Polonia), Oscar Arias Sánchez (Costa Rica), Rigoberta Menchú Tum (Guatemala) y Shirin Ebadi (Irán), interactuaron con los músicos para transmitir sus mensajes finales de paz.

Peteco Carabajal, Hilda Lizarazu, Jairo, Patricia Sosa, Raúl Porchetto y León Gieco, con la criteriosa dirección de Lito Vitale, vistieron de canciones y le pusieron letra a estos reclamos, y multiplicaron las emociones con un repertorio con una temática acorde al eje de acción de estas jornadas.

“Sólo la paz puede escribir la nueva historia”, arengó Jairo ante el público durante su performance, que fue una de las más lucidas y aplaudidas. Otra que atrapó gestos de fascinación con su impetuosa garganta fue Patricia Sosa, que antes de sus dos temas pidió que “debemos ser todos ejemplos de paz, es una tarea de todos los días”.

Entre cada bloque de canciones, dos por cada intérprete, un premio Nobel se acercó al micrófono para expresar una reflexión. “La cultura de la paz es una cultura que se enseña”, destacó la iraní Ebadi. “Debemos construir valores para afrontar esta realidad”, advirtió Lech Walesa. “Este evento tiene que dejar una huella en la conciencia humana”, exclamó a su turno Rigoberta Menchú.

“Hoy nos corresponde retomar las luchas basadas en las ideas”, sostuvo Oscar Arias Sánchez. “Tenemos que hacer caminar la palabra para la paz. No podemos ser indiferentes al dolor de los pueblos. La paz se construye a través de la participación, y acá lo estamos haciendo”, resaltó el argentino Pérez Esquivel, ante una sentida ovación.

Para finalizar, Guillermo Whpei, organizador de este importante evento, dijo que sabía que Rosario no le iba a fallar. Y agregó: “Mi sueño más profundo es que estas jornadas sirvan para potenciar esta construcción colectiva, que nuestros hijos recuerden que este fue el puntapié inicial para construir una sociedad mejor, con menos violencia”.

El emocionante cierre musical, con todos arriba del escenario, referentes mundiales y artistas nacionales, transformó el ciclo en una postal inolvidable, con manos al cielo, a la vera del Paraná.
Fuente: lacapital.com.ar

You May Also Like