Una tormenta magnética afectará hoy y mañana a la Tierra ¿Qué es y que efectos tendrá?

Hoy y mañana una tormenta magnética afectará a la Tierra. Según los pronósticos de los especialistas, será la más potente registrada hasta el momento alcanzando una categoría 4 en una escala del 1 al 10.

La tormenta se genera por las los vientos procedentes del Sol y aunque no afectará el clima del planeta es muy probable que altere el campo magnético de la Tierra. Además, podría tener repercusiones en las personas sensibles a las manifestaciones meteorológicas.

Como saldo, la tormenta podría dejar fallas en los equipos electrónicos de navegación o telecomunicación.
¿Qué es una tormenta magnética?

Es una reacción de la Tierra a las erupciones del Sol que llegan en forma de vientos. Así el astro expulsa miles de millones de partículas que son capaces de alcanzar a la Tierra en pocos días.

El campo magnético terrestre minimiza los efectos de la tormenta para que el plasma solar no produzca efectos catastróficos.
Este tipo de fenómeno siempre ha afectado a la Tierra solo que antes no había registros.
Efectos sobre la salud

Algunas personas pueden sentir molestias físicas como dolores de cabeza, crisis nerviosas, irritabilidad, agotamiento o ansiedad.

Efectos en las comunicaciones

Aunque no se puede predecir el impacto de la tormenta, los especialistas estiman que podría generar daños en las comunicaciones y en los sistemas de localización, como los GPS. Podrían dejar de funcionar o dar datos incorrectos.

Otras tormentas

El mes pasado, el servicio meteorológico español detectó fulguraciones importantes (liberación súbita de radiación electromagnética) y fuertes eyecciones de masa coronal (onda hecha de radiación y viento solar que se desprende del Sol, en siglas CME).

La primera fulguración tuvo lugar el 4 de septiembre, cuando se registró una erupción “lenta y que no provocó males mayores, aunque se observaron perturbaciones magnéticas en suelo español durante la noche del 6 al 7 de septiembre”, explicó en un comunicado citado Consuelo Cid, especialista del Senmes.

Sin embargo, el 6 de septiembre, se produjo una fulguración que fue “la más intensa de los últimos 10 años”, y que emitió partículas de alta energía.

Desde ese día, el sol siguió explotando, lanzando fulguraciones y emitiendo una gran cantidad de luz que generaron problemas en la emisión de radio y provocado distorsiones también en GPS en la zona europea y en los Estados Unidos, lo que se sumó a los efectos del huracán Irma, explicó el organismo en la nota.
Fuente: agenciaderf.com

You May Also Like

Deja un comentario