Win Tin: murió a los 85 años el preso político de Myanmar detenido por más tiempo

El veterano periodista birmano y activista pro-democracia U Win Tin murió  de insuficiencia renal el 21 de abril 2014 a la edad de 85 años.

Antes del surgimiento de la junta militar en los años 60, Win Tin fue editor del periódico más popular de Myanmar. En 1988, ayudó a formar la opositora Liga Nacional por la Democracia ((NLD) y apoyó la candidatura de Aung San Suu Kyi.

Fue acusado [en] de ser comunista y arrestado en 1989. Luego de tres años la duración de su condena fue ampliada después de ser acusado de sedición. En 1996, fue condenado nuevamente a otros siete años de prisión luego de enviar a las Naciones Unidas un informe de 83 páginas sobre las malas condiciones de las cárceles de Myanmar.

Finalmente fue puesto en libertad el año 2008 luego de haber permanecido encarcelado por 19 años. A pesar de haber obtenido su libertad siguió vistiendo una camisa azul como en la cárcel, en solidaridad con otros prisioneros políticos.

Continuó siendo un leal y buen amigo de Aung San Suu Kyi aunque fue crítico con algunas de sus decisiones políticas incluyendo la participacion del NLD en las elecciones.

Win Tin fue el prisionero político [en] detenido por más tiempo en Myanmar. A diferencia de Aung San Suu Kyi quien fue puesta en arresto domiciliario, Win Tin fue encarcelado en una celda destinada a los perros militares.

Zin Linn, un ex prisionero político describe la celda de Win Tin:

Lo pusieron solo en su celda. La celda era de 8.5 x 11.5 pies (2m60 x 3m50 aprox.). Había solo una estera de bambú en el suelo de hormigón. Dormir, comer, caminar y hacer sus necesidades básicas eran hechas en el mismo lugar. No podía ver el sol, la luna o las estrellas. Intencionalmente se le prohibió respirar aire fresco, comer alimentos nutritivos y beber agua fresca. La peor cosa fue permanecer en tal jaula durante años.
Denomina a Win Tin ‘el periodista mas valiente de Birmania’:

Para la junta, U Win Tin es realmente una montaña rocosa. Aunque quisieran aplastar esa montaña nunca podrían hacerlo. Pero así como eran tan fuerte con sus opresores su ternura hacia sus camaradas y su pueblo fue sin límites. Verdaderamente merece gran honor por sus sacrificios.

Kyaw Zwa Moe, editor de la revista Irrawaddy, destacó como Win Tin nunca se comprometió con la junta gobernante a pesar de su delicado estado de salud:

Pero para cualquier gobierno opresivo Win Tin era un gran enemigo. Debido a sus actividades políticas el anterior gobierno lo puso en prisión por casi dos décadas, lo torturó, le negó tratamiento médico y confiscó su casa. Cuando en el 2008 finalmente lo liberaron exigieron que se quedara en libertad condicional. Aún así, a pesar de la presión, nunca renunció a sus principios.
Ye Htut, vice ministro de información, publicó una declaración en nombre del gobierno:

Tenemos diferentes puntos de vista políticos a los de Win Tin pero todos nos sacamos el sombrero ante él por su compromiso con sus creencias y por sus sacrificios. Aunque no estamos de acuerdo con él nos tomamos en serio sus buenas intenciones para hacer del país uno desarrollado, democrático y próspero en la forma que él creía. Creemos que la muerte de U Win Tin es una gran pérdida-no solo la pérdida de una voz abierta al criticismo de la política birmana si no también los medios de comunicación birmanos han perdido un periodista de experiencia y sabiduría.

Mya Aye, miembro del Grupo de Estudiantes Grupo 88, reconoció a Win Tin como un líder humilde [en] y desinteresado:

Debemos estar orgullosos de él y pensar en él como un modelo político… No quería molestar a nadie. Incluso deseaba un funeral inmediato. Era un hombre desinteresado. No quería ninguna propiedad para si mismo, solo sirvió al país. Merecía ver aquello por lo que se sacrificó.
Aung Zaw describe a Win Tin como una luz guía [en] del movimiento democrático:

Win Tin fue un agudo e implacable crítico con el gobierno hasta el final, intentando derribar todos los obstáculos en el largo camino de Birmania hacia la democracia.

Sin su luz guía es difícil imaginar como el movimiento democrático tratará los muchos desafíos que tiene por delante durante esta impredecible transición democrática donde todavía hay muchos lobos con piel de oveja.

Kay Mastenbroek, quien hizo un video documental sobre Win Tin, recuerda al fallecido periodista como un hombre que se atrevió a decir “no” cuando todos los otros dijeron “si”:

Para mi el film cuenta la historia de una mente fuerte e independiente – un hombre que se atrevió a decir “no” cuando todos los otros dijeron “si”. Un hombre que a veces le gustaba estar solo pero que también apreciaba la compañía de los muchos amigos que hizo en su vida. De vez en cuando un poco terco y obstinado pero creo que es ese tipo de persona que hace que todo sea aún mas interesante.

Voy a extrañar a mi tío de Birmania porque me hubiera gustado demostrarle que muchos periodistas y cineastas seguirán trabajando para mejorar el periodismo en su país. Le habría gustado.
Kenneth Roth, director ejecutivo de Human Rights Watch, rindió homenaje a Win Tin:

U Win Tin era el ejemplo de valentía y coraje dignos contra décadas de regimen militar brutal.

U Win Tin inspiró a una generación entera de activistas que han escuchado su llamado y lucha para hacer de Birmania una democracia respetuosa de las leyes. La campaña estadounidense por Birmania también honró a Win Tin:

A medida que continúa el movimiento para establecer una Birmania libre rindamos homenaje a quien dedicó su vida a la causa. U Win Tin fue un periodista, un prisionero, un líder y un ícono. A pesar que ya no está con nosotros esperamos poder crear el tipo de país que U Win Tin buscaba: uno representado por la gente, toda la gente, libre del control autoritario.

Debbie Stothard, Secretaria General de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) recordó [en] como Win Tin nunca retrocedió en criticar el “proceso de ‘reforma imperfecto’ emprendido por el actual gobierno civil:

Cuando muchos estaban aplaudiendo los recientes progresos en Birmania, necesitábamos a Win Tin para recordarnos la realidad sobria del proceso de reforma imperfecta del país. Será muy extrañado pero nunca olvidado.
Fuente:globalvoicesonline.org

You May Also Like